Twittea esta frase
Cambiar modo de resultados Cambiar modo de lectura

Reflexiones en la etiqueta: Fantasía

¡Báilate la vida!

Desmaquilla esta vida “tuneada” y muéstrale quién hay detrás.

Exprime tus emociones, llévalas hasta el final. Atrévete a saltarte las normas, aunque sólo sea por una vez en tu vida. Siente esa adrenalina que secuestra tu conciencia y te permite hacer lo que “no se debe”. Vuelve a evocar recuerdos dormidos que te hicieron temblar, sacude las nubes de tus secretos y déjalos volar. – Sigue leyendo –

No me ligues, conquístame

Ahora que gusta mucho decir eso de “todos somos iguales” o “todos somos especiales” o “nada es mejor que nada”, yo digo no. Hay personas y personas.
Hay personas y personas porque hay elecciones y elecciones. Valga el destacado para diferenciar a esas personas en negrita de las, digamos, regulares; esas que, aunque sea en un rápido y diagonal golpe de vista, se te quedan retenidas en la memoria. Ser una persona subrayada se elige.

Siempre he creído que en la vida hay un listón, y que están los que pasan por debajo como en el limbo y los que pasan por encima haciendo un salto de altura.
En el amor, como en todo, hay primeras y segundas divisiones. Creo que nadie debería pasar de puntillas por el mundo cuando puede pisar fuerte. Allá cada uno. Y tú, ¿juegas en primera o en segunda? ¿Ligas o conquistas? – Sigue leyendo –

La Luna Sound Replacement by Nathan Berla-Shulock from Nathan Berla-Shulock on Vimeo.

La profesión más hermosa del mundo

Cuando pensamos en dedicarnos a lo que nos gusta, seguramente nunca caemos en profesiones como esta: ¡Iluminador lunar y barredor de estrellas! Queda claro que lo mejor que podemos hacer con nuestro futuro es inventarlo, y, si la profesión que queremos no existe, siempre se puede crear.

Disney Pixar nos lleva con esta maravilla visual titulada La luna a un mundo en el que, por unos minutos, podemos subir con una escalera a la luna y amarrar allí con el ancla nuestra barca para darle la forma que queramos.

El experimento ‘Hola’

Un pequeño gesto puede ser el origen de una gran sonrisa. No hace falta colgarse de una farola boca abajo, pero sí una actitud amable.

Atrévete a hacer cosas nuevas, porque es la única forma de cambiar. Cuando nos enfrentamos a un contexto nuevo, nos volvemos abiertos, dispuestos a aprender y conocer. Una vez nuestro cerebro considera que ya ha aprendido “suficiente”, establece una respuesta programada (automatismos) y pierde de algún modo espontaneidad.

No esperes a que te den los buenos días para darlos, a que te sonrían para hacerlo tú, a que te hablen para responder. Da el paso, sé el primero. Lidera la sonrisa.

El Circo de la Mariposa - HD from The Butterfly Circus on Vimeo.

El circo de la mariposa

“¡Damas y caballeros!, ¡chicas y chicos! Lo que este mundo necesita es un poco de maravilla.”

La belleza no reside en la perfección. Si así fuera, al ser todo imperfecto, mediríamos cada cosa en grados de fealdad. La belleza nace de la aspiración, de ese esfuerzo por enfrentarse al dolor o buscar la liberación y la alegría. Es la transformación de un “puede ser” en algo real.

‘El circo de la mariposa’ es un conmovedor corto de gran calidad e inspiración. Una belleza para el corazón protagonizada por Nick Vujicic, un hombre realmente admirable y reconocido en medio mundo.

El arte del sexo

Pablo Arribas: La liberación sexual nos dio la oportunidad de distinguirnos como especie, pero lejos de enriquecer el sexo, lo ha empobrecido y reducido al nivel puramente instintivo y animal.

La verdadera libertad en el sexo no está en poder practicarlo, sino en dar rienda suelta a la fantasía. Hoy día, no es difícil encontrar pretendientes, pero falta ese punto de arte que convierta un acto accesible y placentero en otro valioso y plenamente satisfactorio.

Mario Vargas Llosa: La libertad irrestricta, la renuncia a toda teatralidad y formalismo en su ejercicio no han contribuido a enriquecer el placer y la felicidad de los seres humanos gracias al sexo. Más bien, a banalizarlo, convirtiendo el amor físico, una de las fuentes más fértiles y enigmáticas del ser humano, en mero pasatiempo. – Sigue leyendo –

Nunca será siempre

Este precioso cuento remarca la frontera entre los realistas y los soñadores.

Los primeros piensan que solo importa lo real, lo que hay, lo que se puede tocar.  Los segundos saben que lo valioso es lo que aún no hay, lo posible, aquello a lo que se puede aspirar.

Hay quien cree que todo lo que posee es la suma de su pasado, y mira atrás. Hay quien sabe que lo más grande que se puede tener es un sueño, y mira adelante.

El puntito de suerte

Este post se resume en tres palabras: cuidado, amor y posibilidad.

Cuidado

Cuidado con lo que nos venden compramos.
Existe una herramienta muy utilizada en comunicación tan útil como tramposa que consiste en narrar la historia del éxito en sentido inverso. Se toma un personaje socialmente aceptado como un triunfador  y se cuentan sus pasos desde el final para convertirlo entonces en norma. Si ‘X’ ha triunfado haciendo ‘a’, ‘b’ y ‘c’, haz ‘a’, ‘b’ y ‘c’ y triunfarás.

Cuidado con el concepto de éxito. Lo sublime o la belleza no la crea el aplauso. La grandeza no la determina el valor de mercado. Todos sabemos que los más famosos no son los ‘mejores’, pero se ha equiparado bueno = famoso, y, desafortunadamente, se busca más la fama que la excelencia.

– Sigue leyendo –

CUERDAS trailer from lafiestapc on Vimeo.

Cuerdas – Mejor corto de animación Goya 2014

*(Debido a la petición de los autores y su insistente trabajo para inhabilitar su visionado online y gratuito, debemos conformarnos con un trailer. Pedimos disculpas.)

La búsqueda de nuestra felicidad nos lleva a veces al atajo de buscarla en nosotros mismos por medios que se asemejan más al hedonismo que a la propia felicidad. Esto constituye un despropósito, pues esta no se puede alcanzar sin recurrir a solidaridad, a la generosidad y al altruismo más puro.

Como decía Benjamin Zander, “la felicidad se mide en los ojos que brillan a tu alrededor”.

En este corto, ganador del Goya al ‘Mejor corto de animación’, nos muestra a través de la pureza de una niña –María– la virtud de dar como un fin en sí mismo, como fuente de bondad y plenitud personal.

Artículos Anteriores