A menudo nos quejamos de lo mal que van las cosas a nuestro alrededor, pero no nos paramos a pensar en la multitud de pequeñas casualidades que nos han traído hasta aquí ni cómo, incluso antes de nuestra concepción, tuvieron que darse muchas situaciones que hicieron de nuestro nacimiento algo mágico.

Desahogarse no está mal e incluso puede ser necesario, pero la queja continua termina siendo la excusa perfecta para no hacer nada. Si estás en este punto, siento decirte una cosa: aunque te parezca una putada, puedes elegir la vida que deseas. Y no solo tienes la oportunidad, sino la responsabilidad de hacerlo.

Entonces, ¿qué es lo que hace que nos cueste tanto conseguir lo que queremos?

1.- El principal problema para conseguir lo que quieres es que no sabes lo que quieres.

Parece algo obvio, pero no lo es tanto. La vida no tiene guión ni manual de instrucciones. Somos nosotros mismos los que debemos ir creando nuestro destino. No existen verdades absolutas, remedios infalibles ni mapas trazados de antemano para ti. A cada persona le hacen feliz unas cosas.

Si aún no tienes un objetivo grande, no te preocupes. Empieza buscando objetivos pequeñitos, brillantes, retadores y bonitos que te motiven y te hagan ir creciendo y conociendo tus capacidades. Formúlalos siempre en positivo y, si no lo tienes muy claro, piensa en las cosas que no quieres en tu vida, lo que no te apetece o no te hace feliz para que tu destino esté en hacer tu vida lejos de ellas.

La queja es la excusa perfecta para no hacer nada”.

2.- No conseguirás lo que no creas merecer

Todos tenemos miedo. De hecho, su presencia es imprescindible para nuestra supervivencia, pero no te dejes vencer por él. Tu vida es tuya, tus capacidades son únicas y tu sueño es especial para ti. El gran Billy Wilder decía que “eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu vida” y creo que tenía muchísima razón: escucha tu interior, admira los tesoros que te llenan, piensa en todas las cosas de las que sientas orgullo y llévalos en tu corazón como un mantra lleno de energía.

¡Mírate, perdónate y trátate con cariño! Mereces ser feliz y conseguir tus sueños.

3.- El primer paso no te lleva donde quieres ir, pero, al menos, te saca de donde estás

Los sueños no sirven de nada si no les añades ACCIÓN. Tendrás que salir ahí fuera y echarle “un par”, porque en ausencia de recetas mágicas, lo que queda son ganas, determinación, sudor, alegría, lágrimas, iniciativa, esfuerzo, tiempo y amor.

Escoge con cariño un espacio en tu vida para tus objetivos, hazles hueco en la rutina diaria y no olvides hacer algo cada día relacionado con tus MIT (most important things) para no alejarte nunca de lo que verdaderamente es esencial para ti.

Que el no tenerlo claro o equivocarte no te pare. Haz cosas por primera vez, déjate llevar, prueba, ensaya y ten todos los errores necesarios para conseguir lo que quieres. Mira tus equivocaciones con cariño y ganas de aprender, que la búsqueda de perfección sea sólo un aliciente y no un verdugo.

Ten todos los errores necesarios para conseguir lo que quieres”.

4.- Tu verdadero éxito está en hacer las cosas mirándote hacia dentro, no en hacerlas pensando en lo que dicen fuera

Muchos criticarán lo que haces, te mirarán de reojo, hablarán a tus espaldas, esperarán que te caigas e incluso intentarán que te detengas. Pero recuerda que no eres la papelera donde otros dejan sus frustraciones (y sus sueños incumplidos).

Mira con perspectiva. Notarás que todo está yendo bien cuando empiecen a copiarte y cuando quieran “salir en tu foto”. Éste es un momento importante. No te ciegues y selecciona a las personas que quieres contigo, a las personas DE VERDAD: las que te miran a los ojos, las que suman, las que no quieren nada a cambio.

5.- Si vas a hacer algo, hazlo con AMOR porque el amor mueve el mundo.

Firma un compromiso de amor eterno contigo mismo, la única persona con la que seguro estarás toda tu vida. Acuerda ser feliz, mantener tu autenticidad, estar completo, hacer cada cosa con cariño y compartir todo lo que te hace grande.

Escrito por Noemí Vico
Síguela en Twitter
Visita su web: Emprende tu marca
Y Literatura y poesía 2.0